Copy
Márgenes

De los Márgenes al Matadero

Estreno de Niñas, de Gonzalo García Pelayo, el próximo 28 de marzo en Cineteca Madrid.

 

También en Márgenes:

» Óscar Pérez
» Edificio España
» Lluís Miñarro

Aunque ha realizado cursos en diferentes escuelas de cine como Séptima Ars (Madrid) y La Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba),  básicamente su formación se realizó trabajando como operador de cabina en cines como Cines Ideal, Cines Verdi, Pequeño Cine Estudio, todos en Madrid. Estar en contacto con el cine europeo junto con la realización han sido sus maestros.

Ha realizado varios cortos, documentales y largometraje de base documental

- See more at: http://plat.tv/autores/ignacio-guarderas#sthash.qgpw4t4j.dpuf

Aunque ha realizado cursos en diferentes escuelas de cine como Séptima Ars (Madrid) y La Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba),  básicamente su formación se realizó trabajando como operador de cabina en cines como Cines Ideal, Cines Verdi, Pequeño Cine Estudio, todos en Madrid. Estar en contacto con el cine europeo junto con la realización han sido sus maestros.

Ha realizado varios cortos, documentales y largometraje de base documental (en el que no hay guión previo y los actores se interpretan a sí mismos).

- See more at: http://plat.tv/autores/ignacio-guarderas#sthash.x1DRhfrc.dpuf
 
Personaje polifacético, Gonzalo García Pelayo, además de ser el cabeza de la familia de jugadores más famosa de España, ha sido productor musical, locutor, y apoderado de toreros. 

La historia de los Pelayos oscureció un tanto su vivísimo perfil de cineasta. Y es por esta última faceta por donde habría que empezar. “La dirección de cine fue un tema vocacional para mí”, explica García Pelayo. “Todo empezó cuando vi El séptimo sello de Bergman con 15 años. Me fui a París muy joven para prepararme para entrar en la Escuela de Cine de Madrid. Allí iba dos veces al día a la filmoteca y fue donde descubrí a Godard, Antonioni, Orson Welles, Renoir, Rosellini, Godard, Truffaut... Entré a la primera en la escuela. Me examinó Berlanga y tuve de profesor a directores como Borau”.

Gonzalo García Pelayo dirigió cinco películas entre mediados de los 70 y principios de los 80: Manuela, Vivir en Sevilla, Intercambio de pareja frente al mar, Corridas de Alegría y Rocío y José. Estas producciones, casi experimentales, a rebufo de la Nouvelle Vague y en consonancia con la cultura del destape de la época, pasaron inadvertidas para la crítica. Su estilo hacía hincapié en una cualidad poco común en la producción cinematográfica: la imperfección. “No eran voluntariamente imperfectas pero sí aceptablemente imperfectas”, explica el director. “No tanto en la fotografía como en la dirección de actores. Lo imperfecto tiene para mí tiene más vida. Por ejemplo, si un actor dice de forma correcta el texto me parece bien pero si lo dice mal me gusta un poco más. Tengo más interés por las personas que por los personajes y por eso siempre elijo a personas que me fascinan. Me gusta transmitir que los personajes vibran”.

A partir de ese momento Gonzalo García Pelayo comenzó a mudar de piel hasta que en los 90 desarrolló su sistema de apuestas. Sus películas quedaron en el olvido y durante 30 años prácticamente nadie se acordó de su personal estilo cinematográfico.

Si embargo, en años recientes García Pelayo se vio de pronto en la cúspide del reconocimiento cinematográfico. Primero la Viennale (festival de cine de Viena), después el Festival de Cine de Sevilla y  el Jeu de Paume de París han reivindicado su cine con retrospectivas que incluyen Alegrías de Cádiz (2012), la película con la que rompió su silencio después de tres decádas y que estuvo nominada en la pasada edición de los Goya en el apartado de mejor canción.


Niñas es su última entrega. El director retrata una reunión familiar en la que un grupo de niñas y jóvenes baila, rie, improvisa y conversa sobre varios temas. El cineasta recrea la alegria de vivivr, la libertad, la inocencia y las relaciones entre distintas generaciones de las mujeres de su familia. García Pelayo recurre, de tal forma, a dos de las constantes de su cine: el sentido de la trascendencia y la figura femenina.

Os esperamos el 28 de febrero, a las 20:30 h en Cineteca Matadero, con el director y, como no, su familia.




 
 

PRÓXIMAMENTE EN MÁRGENES
Nuevo Catálogo VOD

síguenos en Twitter | síguenos en Facebook | reenviar a un amigo | baja en la lista | preferencias
© 2013 Márgenes. Todos los derechos reservados.