Copy
Juan 1:17 VRV
Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo…
continúa leyendo más abajo…

Casa de Dios Colombia

Desde el iPad del Pastor:

ESTOY LLENO DE GRACIA

Juan 1:17 VRV
Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.

En medio del proceso de renovación de nuestra mente debemos comprender varias cosas. Pero aún más que entenderlas, es necesario entender acerca de la gracia de Dios en Jesús. Juan 1:16-18 (ver)

Cuando llegamos a ver (conocer) a Jesús y Su obra en la cruz, llegamos a comprender y conocer al Padre. Ahí observamos dos pactos: el primero dado por Moisés, el cual era la Ley basada en el esfuerzo humano; y el otro dado por Jesús, la gracia, el favor no merecido que no se puede ganar con esfuerzo humano.

Observa que la gracia y la verdad están del lado de Jesús. Tanto la gracia como la verdad están encarnadas en Jesús y no se pueden separar una de la otra. La gracia y la verdad no son una doctrina son una persona, Jesús.

Jesús no vino a darnos más leyes. Por lo contrario, si leemos Mateo 5 en adelante vemos que Jesús al hablar sus mandamientos y bienaventuranzas, deja a todos pensando que es imposible para ningún ser humano cumplir las leyes y mandamientos de Dios. Es por esto que nos llenamos de gozo y alegría al saber que Jesús cumplió con la verdad, en otras palabras, la ley. Además, nos ha dado la gracia, traducida como "favor inmerecido", la cual es sobre toda gracia, no se acaba nunca.

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. (2 Corintios 5:21 VRV)

En Jesús somos hechos justos. Esto quiere decir que somos hechos rectos. Muchos nos equivocamos al pensar que somos justos por hacer lo correcto, pero la verdad es que somos justos por que Jesús hizo lo correcto. Somos justos por la cruz de Cristo.

La justicia se basa en lo que cumplió Jesús en la cruz del calvario. Aquellos que creen que son justos por cumplir la ley, se equivocan pues una descarta la otra. Gálatas 5:21 (ver). No desechemos la gracia de Dios Romanos 11:6 (ver).

Todos somos imperfectos desde el nacimiento, no escuches la voz acusadora del diablo porque él ya ha sido echado fuera. Apocalipsis 12:10 (léelo).

Declara que estas lleno de gracia. Este día solo recuerda y repite, "¡Estoy lleno de Gracia!"

Si eres como algunos de los cristianos que piensan que les falta algo para agradar a Dios, te quiero enseñar que estas demeritando la obra de Jesús en la cruz y que ésta es una semilla diabólica plantada en muestra mente.

"¡Estoy lleno de gracia, estoy lleno de favor inmerecido!"

Lo anterior demuestra que hay dos tipos de justicia: la que proviene de tus obras, obediencia y esfuerzo; o la que proviene de la fe en la obediencia y el esfuerzo de Jesús. ¿Cuál deseas?

Sólo quiero aclararte que todo lo anterior debe traer PAZ y no una licencia para PECAR. Si tú piensas que lo anterior te concede un permiso para hacer lo malo, estas equivocado, y con todo respeto, no has comprendido nada.


La gracia no sólo es un poder para recibir un favor sino que ella misma es una fuerza sobrenatural para ABANDONAR TODO EL PECADO.

1 Corintios 15:10 (BÚSCALO Y LÉELO), la gracia de Dios no sólo nos da conciencia de perdón y paz, sino que trabaja dándonos el poder para servirlo y vencer TODO el pecado, solo que ya no en mis fuerzas sino en la FUERZA de Él trabajando en mí.

WOW cuanto me he deleitado escribiendo este mensaje. Espero sea de provecho para ti. Si es así, danos tus comentarios en nuestro Facebook de Casa de Dios o escribiendo a prensa@casadedioscolombia.com y si quieres dar tu testimonio de lo que Dios ha hecho en tu vida, lo puedes grabar en cualquier medio y enviar a esta misma dirección de correo para que lo publiquemos o contáctanos al 6724050 en Bogotá para que lo grabes con nosotros.

Bendiciones
Pr. Georges Sefair
Twitter: @PastorGeorges

Mateo 28:18-20 Jesús se acercó y les habló diciendo: «Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»

Visita nuestra pagina web
Síguenos en Twitter | Búscanos en Facebook | Envíale esto a un amigo 
Copyright © 2012 *|LIST:COMPANY|*, Todos los derechos reservados.
Visítanos en Bogotá en la Cra. 22 No. 168-69 o en nuestro sitio web www.casadedioscolombia.com

cancelar tu suscripción