Copy


Mirada Sur

La newsletter con todo lo que importa saber de lo que pasa entre el Río Grande y Tierra del Fuego en menos de 10 minutos. 

¡Muy buenos días! Una semana particular en materia informativa. Los flashes del mundo parecen todos enfocados en Afganistán, y el caos desatado por la sorpresiva y fulminante victoria de los Talibán, tras 20 años de presencia de EE.UU. y la OTAN. La consecuencia más chocante de todo esto (sobre todo si usted vive lejos de la zona y no arriesga una lapidación real por violar la ley islámica) es la proliferación del activismo bienpensante en las redes sociales. El mundo se ha llenado de expertos opinólogos sobre esa lejana región, y que creen que por hacer comentarios emotivos en las redes, algo va a cambiar en la realidad. Algo que nos hizo acordar a este genial sketch del programa estadounidense Saturday Night Live. Si se da maña con el inglés, no se lo pierda. Pero en América Latina, como siempre, pasan cosas. La salida escandalosa del flamante canciller peruano, un terremoto terrible, seguido por una huracán, en Haití, la represión en Nicaragua tuvo nuevos picos, lo mismo que en Cuba. Y en Argentina, una foto desató una crisis política de consecuencias impredecibles. Hablando de Argentina, un saludo al amigo Alejandro Bongiovanni, habitual y generoso colaborador de Mirada Sur, que está transitando el Covid de buena manera. Pero vayamos a las noticias.

1. Polémica sin fin en el gobierno de Castillo

Los primeros días de Pedro Castillo como presidente del Perú están siendo caóticos. Si bien algo así era esperable, de acuerdo a lo que nos han venido contando nuestros habituales "corresponsales" allí, las noticias no dejan de sorprender. Esta semana se produjo la salida nada menos que del recientemente designado canciller, Héctor Béjar, quien fue removido/renunciado, luego de unas polémicas declaraciones donde dijo dispartes de todo tipo y color. Pero lo que detonó su final fue cuando acusó a la Marina peruana de haber sido quien inició el terrorismo en su país. "El terrorismo en el Perú lo inició la Marina, y eso se puede demostrar históricamente; han sido entrenados para eso por la CIA.” 

La Marina peruana goza de un alto prestigio social en el país, y en pocas horas Béjar se convirtió en el canciller que menos tiempo duró en el cargo en Perú en los últimos 40 años: apenas 19 días.

Pero en las últimas horas otro ministro quedó seriamente cuestionado. Se trata del secretario de Interior, Juan Carrasco, contra quien el partido Renovación Popular ya inició un proceso para presentar una moción de censura en el Congreso. A Carrasco se lo acusa de no haber dejado su cargo de fiscal, incomptible con la posición de ministro. Pero también por la intervención de la Dirección contra el Terrorismo, cuando la misma forma parte de una investigación que implica nada menos que al Presidente del Consejo de ministros, y a un congresista clave del oficialismo. A tal punto llega la cosa, que el diario El Comercio de Lima publicaba el jueves un severo editorial reclamando la salida de Carrasco.

¿Por qué es importante? Perú enfrenta un momento bisagra en su historia reciente. La llegada de Pedro Castillo, pese a su escaso apoyo popular y gracias a una combinación de factores casi imposibles, ha generado una polarización política y una tensión económica como no se veía hace años. El día 26 de agosto, el gobierno enfrenta una votación de confianza clave en el Congreso para validar su nuevo gabinete, donde está en franca minoría. Lo que ocurra en las próximas semanas, marcará a fuego la política del país por mucho tiempo. 



2. Sin noticias de cientos de presos en Cuba

A más de un mes de los incidentes del 11 y 12 de julio, cuando miles de cubanos salieron a la calle a reclamarle al gobierno libertad, aún hay cientos de personas encarceladas por participar en las protestas. Es que en Cuba está prohibido manifestarse en contra del gobierno. Algunos de los detenidos ya fueron juzgados. Otros esperan condena. Nadie sabe con exactitud cuántos son, ya que el gobierno mantiene absoluto hermetismo respecto al tema. Pero estiman que alrededor de 1000 personas fueron arrestadas durante las movilizaciones y las redadas llevadas adelante en los días posteriores, cuando, basados en tareas de inteligencia, el régimen salió a cazar manifestantes. Y que casi 400 aún siguen detenidas, entre ellos una decena de menores. Los que ya fueron liberados aún deberán enfrentar multas, fianzas, o prisión domiciliaria a la espera de que los llamen para apelaciones o nuevos juicios. 

"Ganas de pegar".  El cantautor Silvio Rodríguez, reconocido aliado de la Revolución Cubana, pidió libertad para “los que no fueron violentos”. Además, sostuvo que en Cuba “tiene que haber menos ganas de pegar” y “menos costumbre de escuchar a quienes hablan lo mismo con las mismas palabras, década tras década, como si las generaciones no vinieran también con sus propias palabras e ilusiones”. Todo esto ocurre mientras el coronavirus apremia: los casos positivos diarios se cuentan de a miles y los muertos por decenas. Los hospitales están colapsados y escasean medicamentos esenciales.
    
La voz local. Para saber más sobre lo que está ocurriendo en Cuba, consultamos a Frank Zimmermann, de Fundación Federalismo y Libertad, y le preguntamos cómo se vive la situación de los detenidos en Cuba.

"La situación de los detenidos se ha vivido con angustia y con incertidumbre, ya que las detenciones, casi siempre arbitrarias, ni siquiera se atienen a las leyes impuestas por un estado represor. Los detenidos que han sido liberados a lo largo de los días, sujetos a encausamiento procesal en la mayoría de los casos, han contado de maltratos, físicos y verbales, de vejaciones, hacinamiento y condiciones infrahumanas en los calabozos de los centros de detención. Es decir, ante una manifestación espontánea y justificada de descontento, el régimen ha optado por la represión brutal y eso, no importa cuán lamentable, tiene el aspecto positivo del desenmascaramiento: no hay socialismo con rostro humano.   Es de celebrar —por aquello de que Dios escribe derecho en renglones torcidos— que esta crisis ha llevado a los que mandan en Cuba a mostrar su verdadera naturaleza de liberticidas y represores. Ellos están dispuestos a dar la batalla por conservar sus espurios privilegios". 

¿Sigue habiendo desaparecidos? ¿Qué efectos en el gobierno y en el pueblo tuvieron las movilizaciones del 11 y 12 de julio?

Es cierto que muchos de los "desaparecidos" han vuelto a sus hogares a la espera de comparecer ante los tribunales. Pero quedan personas de cuyo paradero sus familias aún no tienen idea. La incomunicación de los detenidos es uno de los instrumentos de que se vale el gobierno para aterrorizar a sus opositores. Creo que las movilizaciones del 11 y 12 de julio tuvieron el efecto de poner al descubierto las condiciones básicas del enfrentamiento. Por primera vez, hubo un segmento de la ciudadanía (representativo sin duda de muchísimos más) que estuvo dispuesto a cuestionar públicamente la gestión de un gobierno ilegítimo; y este, a su vez, respondió con arrogancia y brutalidad. Ha empezado una guerra —una guerra de desgaste con muchas escaramuzas y pocas batallas— entre un pueblo sometido y sus explotadores. 

3. Las siete plagas se ensañan con Haití

Si hay un país en América Latina que parece ser víctima de algún tipo de maldición, es Haití. Como si no fuera suficiente con ser la nación más pobre del hemisferio, como si no alcanzara con sus turbulencias políticas, la naturaleza no parece tener clemencia con su población. El pasado sábado, un terremoto de más de 7 en la escala Richter, arrasó al país caribeño dejando más de 2 mil muertos. Se estima que más de 30 mil personas quedaron sin hogar, y deambulan por las calles buscando comida y refugio.

Pero para agregar más complejidad al problema, en los días siguientes la tormenta tropical Grace se abatió sobre Haití, con lluvias e inundaciones que no solo agravaron la situación de los damnificados por el terremoto, sino que complicó todavía más las tareas de rescate de quienes todavía seguían luchando entre los escombros. Una crisis dantesca que se agrava por la situación de incertidumbre política que vive el país, tras el asesinato de su presidente Jovenel Moise el mes pasado, que provocó un vacío de poder, y conflicto entre diferentes facciones que aspiran a dirigir al país. Las historias que vienen de la isla son realmente removedoras, ya que a diferencia de otros terremotos y desastres naturales anteriores, esta vez no han llegado equipos de rescate o apoyo del exterior, en buena medida porque el vacío de poder hace que no haya quien organice medidas de seguridad para rescatitstas y organizaciones no gubernamentales del  extranjero.

La buena noticia es que desde Mirada Sur logramos comunicarnos con nuestro habitual corresponsal Johnny Joseph, que nos aseguro que él y su familia estaban bien. Pero que el panorama en la isla era desolador. Para ser sinceros, no quisimos importunarlo con muchas preguntas, porque simplemente las imágenes que llegan de Haítí son más fuertes que ningún testimonio. 

4. Ortega apunta contra la prensa en Nicaragua
 

Cuando faltan apenas tres meses para las elecciones generales en Nicaragua, el matrimonio Ortega-Murillo parece decidido a no soltar el poder bajo ninguna circunstancia. Esta vez le tocó a La Prensa, el único diario impreso del país con alcance nacional, ser el blanco de un nuevo ataque del gobierno a la libertad de expresión. El viernes por la mañana, un grupo policial de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) irrumpió en la sede del matutino. Los agentes tomaron la redacción y el área administrativa del medio y mantuvieron al personal incomunicado por varias horas. Además cortaron internet, bloquearon el servidor principal de la redacción y se llevaron detenido al gerente general Juan Lorenzo Holmann Chamorro. Esto ocurrió el mismo día en que la edición impresa del diario fue suspendida por falta de papel, carencia provocada por un embargo aduanero que el gobierno le impuso a La Prensa.

El procedimiento es parte de una investigación en contra de la Editorial La Prensa y sus directivos por presuntos delitos de defraudación aduanera, lavado de dinero, bienes y activos. Los mismos cargos que se le endilgan a muchos dirgentes opositores que el régimen viene llevando presos de manera sistemática desde hace más de tres meses. 

El procedimiento en contra de La Prensa es una nueva arremetida de Ortega en su campaña para silenciar al periodismo independiente que comenzó en 2018, cuando estallaron las protestas sociales contra su régimen. Los disturbios de entonces fueron enfrentados con represión y violencia por parte de las autoridades, y los medios de comunicación se volvieron clave para dar a conocer lo que estaba ocurriendo. La reacción oficial fue confiscar los equipos del canal 100% Noticias y Confidencial e imponer un duro bloqueo aduanero en la importación de papel a los periódicos La Prensa y El Nuevo Diario, que llevó a este último a la quiebra tras 40 años de circulación ininterrumpida.

Empuje represivo. El empuje represivo que viene llevando adelante Ortega de cara a las elecciones nacionales no sólo apunta a la prensa. Si bien el periodismo se encuentra en parte silenciado y en parte amenazado, entre otras cosas por la Ley de Ciberdelitos que establece hasta 8 años de cárcel si el gobierno considera que un periodista difundió noticias falsas, también se ha encargado de eliminar a todos los partidos políticos y encarcelar a 32 figuras opositoras. Entre ellas se cuentan 7 precandidatos a la presidencia. Algunos, como Cristina Chamorro, Felix Maradriaga, Arturo Cruz y Marcos Fletes, llevan más de dos meses presos y en el caso de Maradiaga, el gobierno no ha dado información sobre su paradero ni estado de salud.  La detención de Juan Lorenzo Holmann Chamorro, también investigado por delitos de defraudación aduanera, lavado de dinero, bienes y activos, y por lo cual una audiencia especial dictó detención judicial por 90 días, eleva a 33 el número de opositores encarcelados.

5. La foto que puso en jaque a un Presidente

Aquí le vamos a pedir disculpas a nuestro experto en fotos, A.J. Skiera, por usar una imagen sin pedirle autorización. Pero entendemos, al menos la ley en Uruguay así lo expresa, que cuando se trata de un tema de relevancia informativa y de interés público, los derechos de autor pasan a segundo plano. Y eso es lo que ocurre con esta foto que mostramos, que se "filtró" a la prensa en los últimos días, y que muestra al presidente argentino, Alberto Fernández festejando con un grupo de amigos el cumpleaños de su esposa Fabiola.

¿Por qué es esto relevante? Bueno, sucede que la foto fue tomada en el peor momento de la pandemia de coronavirus en Argentina, cuando el propio presidente Fernández había impuesto uno de los "lockdowns" más estrictos del mundo, que terminó en el procesamiento penal de miles de personas por cosas tan absurdas como salir a correr por un parque. No solo eso, sino que Fernández acostumbraba salir en la prensa con un discurso paternalista y prepotente, acusando a quien no cumpliera las reglamentaciones de ser traidores a la patria, estúpidos, y calificativos  por el estilo.

Que en esos momentos de máxima tensión, Fernández haya festejado un cumpleaños con más de una decena de personas, y sin respetar ninguna medida de cuidado sanitario, ha generado una tormenta en Argentina. Mucha gente que padeció tragedias como no poder despedirse de familiares enfermos, gente que perdió su trabajo o fue encarcelada, debido a las medidas impuestas por Fernández, ahora no son tímidos al momento de expresar los sentimientos que les genera esta noticia. Pero como si eso fuera poco, la reacción del presidente generó aun más irritación. Primero negó los hechos, y dijo que las fotos habían sido manipuladas. Y luego, cuando ya aparecieron videos y otras imágenes confirmando todo, dijo que la culpa había sido de su esposa, que había invitado a toda esa gente sin que él supiera. ¡A la residencia presidencial!

Tal vez nadie expresó mejor la furia que sienten muchos argentinos ante este tema que el buen amigo José del Río, editor jefe del diario La Nación. "Estamos hartos, hartos, de la mentira. Cuesta entender que la mentira sea un modus operandi. ¿Desde cuándo un Presidente de la Nación, el que trató de estúpidos a sus compatriotas en TV por querer salir a correr o ver a sus familias, puede incumplir un decreto que él mismo promulgó? Esa foto es otra mentira, otra contradicción de un Presidente que no resiste el archivo".


Todo esto ocurre, para peor, en medio de una campaña electoral para unas elecciones de medio término, donde el gobierno parece enfrentar un panorama complejo. Y con el agravante de una división interna, donde arrecian rumores y versiones de peleas y conspiraciones, que tienen a la ex presidenta (y actual vice) Cristina Fernández como centro. Una Cristina Fernández que de alguna forma ultilizó al actual mandatario como mascarón de proa para volver al poder aprovechando que era una figura más tolerable para un sector importante de la sociedad argentina, pero a quien nunca tuvo mucho aprecio, y que ahora que parece haberse convertido en un lastre, no está muy claro cual será su futuro. 

Así llegamos al final de otra edición de Mirada Sur. Hoy estuvimos ajustados a nuestro "mantra" de ser breves, y usted estimado lector nos dirá si cumplimos la segunda parte que es la de ser útiles. Si no está de acuerdo, no dude en hacérnoslo saber.  Y si le pareció que cumplimos con nuestra ambición, de darle un pantallazo eficiente de lo que pasa en la región,  puede recomendar Mirada Sur a amigos y conocidos aquí. Buen fin de semana, y nos vemos el viernes que viene. ¡Salud!

Martín Aguirre, Director El País, Uruguay, y Advisory Council member, Center for Latin America
Rodrigo Caballero, editor 

Copyright © *MIRADA AL SUR*, Todos los derechos reservados
 






This email was sent to <<Email Address>>
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
AtlasNetwork · 4075 Wilson Blvd Ste 310 · Arlington, VA 22203-2160 · USA