Copy


Mirada Sur

La newsletter con todo lo que importa saber de lo que pasa entre el Río Grande y Tierra del Fuego en menos de 10 minutos. 

¡Muy buenos días! Llega el viernes y llega Mirada Sur, su ventana liberal a la realidad de este continente tumultuoso e impredecible que es América Latina. Mientras todavía disfrutamos del empuje estimulante que dejaron las presentaciones del último Liberty Forum latino (no se pierda las presentaciones), aprovechamos a mandar un saludo y agradecimiento a Brad Lips, CEO de Atlas Network, y que es lector de Mirada Sur, incluso con las amarguras que suele aparejar el traductor de Google. En materia noticiosa tenemos muchos temas para comentar. Desde el atentado contra el presidente Duque en Colombia, el derrumbe de un edificio en Miami cuya onda expansiva se derramó por la región, pasando por el nuevo enfoque del presidente Biden hacia Venezuela, hasta los 100 años del Partido Comunista Chino, y su impacto en la región. Le prometemos todo esto y un poco más, si nos "presta" 10 minutos de su valioso tiempo. 

1. Atentado contra Duque en Colombia

En la última edición de Mirada Sur les comentamos sobre la llamativa calma que se vivía en Colombia tras varias semanas de turbulencia y protestas. Pues bien, la buena noticia perdió vigencia en menos de 24 horas y el clima volvió a enrarecerse en el país cafetero. El sábado 26, el helicóptero en el que viajaba el Presidente Iván Duque fue atacado a tiros cuando intentaba aterrizar en la ciudad de Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, una zona muy conflictiva donde campean paramilitares, la guerrilla y el narcotráfico. 

Los hechos. Los atacantes efectuaron 20 disparos con fusiles de guerra, un AK47 y un FAL calibre 7.62, contra la aeronave presidencial. Sólo 6 dieron en el blanco. Sin embargo, debido a la robusta estructura del aparato y al dispositivo de seguridad aérea activado, todos los pasajeros resultaron ilesos. Duque había asistido a un acto de gobierno en Sardinata, ciudad ubicada en la conflictiva región del Catacumbo y regresaba a Cúcuta para hacer allí una escala técnica y seguir viaje de regreso a Bogotá. Lo acompañaban el Ministro del Interior, Daniel Palacios, el de Defensa, Diego Molano, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, y el alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, por lo que la agresión, de haber cumplido su cometido, habría provocado un impacto sin precedentes en la historia del país cafetero.

El Ministerio de Defensa ofreció unos 800 mil dólares a cambio de información que ayude a encontrar a los responsables de los disparos.

El trasfondo. Apenas una semana antes, también en Cúcuta, se registró otro atentado. 36 soldados resultaron heridos tras la explosión de un coche bomba en una base del Ejército Nacional. La misma cuenta con presencia de efectivos estadounidenses que colaboran con el gobierno en la lucha contra el narcotráfico. Si bien las autoridades aún no han podido identificar a los responsables, las sospechas más firmes caen sobre los resabios de las desarticuladas FARC, así como también del Ejército de Liberación Nacional (ELN), aunque estos últimos negaron cualquier tipo de vínculo con el ataque.



2. La estrategia de Biden para Venezuela

Una de las grandes interrogantes de la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, era cuál sería el cambio en la política de EE.UU. respecto a Venezuela. En las últimas semanas algo parece estarse moviendo en ese "frente", con un diálogo entre la Casa Blanca y la Unión Europea, algunas reuniones de líderes de la oposición venezolana con asesores de Washington, e incluso una charla telefónica entre Biden y el presidente colombiano Iván Duque, donde se habló expresamente de la situación en Venezuela.

¿Hay efectivamente un cambio de estrategia de Estados Unidos? ¿Qué pueden esperar los venezolanos en el futuro más próximo? Para analizar esto hablamos con dos figuras del instituto Cedice-Libertad, su presidente Carlos H. Blohm, y Alfonso Domínguez de su comité académico.

Según Carlos Blohm, el principal cambio con la llegada de Biden es un acercamiento a Europa para coordinar políticas y sanciones. "Esto ha hecho que converjan las políticas e intereses de Estados Unidos y Europa que si bien no han echado abajo ninguna sanción, ha habido interés manifiesto en algunos actores de que mejore la cotización de los bonos venezolanos, que el gobierno venezolano haga concesiones para que vayan aflojando las sanciones. Ha habido una mínima liberalización en el régimen, que ha permitido aumentar las importaciones de alimentos y medicamentos de EE.UU., gracias a que no hay control de precios ni control de divisas, y poco control de importaciones".

Para Domínguez, "no hay un cambio de estrategia". Pero si "un ajuste de orden táctico".  "La estrategia general sigue siendo la misma: presionar por elecciones libres a través de sanciones (además de exigir la libertad de los presos políticos y la coordinación para la entrada y distribución de la ayuda humanitaria)". 

Sobre qué pueden esperar los venezolanos a corto plazo del cambio en la Casa Blanca, Blohm no es muy optimista, ya que cree que la pequeña mayoría legislativa que tienen los demócratas los obligará a ser muy cautelosos hasta las elecciones de 2022 para no alienar al voto latino. Por su parte Domínguez cree que "hay un consenso más o menos generalizado entre el liderazgo opositor de que no habrá intervención extranjera en Venezuela para ayudar en el restablecimiento de la libertad. Ni en forma de coalición militar, ni intervención quirúrgica de “extracción”.

"Esto para algunos significa la pérdida definitiva de Venezuela a manos de un eje anti occidental que se ha ido consolidando en el hemisferio, con Rusia, China e Irán de aliados", nos dice Domínguez. Otros creen que este “despertar a la realidad” significa una oportunidad para que la oposición se reencuentre con la ruta electoral (donde ya fue parcialmente exitosa entre el 2006 y el 2015) y vuelva a convertir el descontento en una mayoría electoral, que eventualmente conduzca a un proceso de transición". Domínguez aclara que "no es un buen momento para la oposición venezolana, pero la política siempre tiene margen para cisnes negros, sorpresas y quiebres".

 

3. Derrumbe en Miami, lágrimas en América Latina 
 

El derrumbe del edificio de apartamentos a orillas del mar Caribe en North Miami Beach, causó enorme conmoción en América Latina. De los 16 fallecidos hasta ahora confirmados, al menos 6 son de esta parte del continente. Asimismo, entre los más de 150 desaparecidos que los equipos de rescate buscan entre el amasijo de hormigón y hierro retorcido, hay seis paraguayos, nueve argentinos, seis venezolanos, seis colombianos, tres uruguayos, dos cubanos y dos boricuas. Es probable que estas cifras aumenten, ya que a los residentes se le suman los visitantes que habían llegado para ver a sus familiares, hacer turismo o recibir la vacuna contra el Covid. El lado bueno es que 139 de las casi 300 personas que vivían en el edificio  se encuentran a salvo.

El derrumbe. A la 1.30 de la madrugada del 24 de junio, mientras sus habitantes dormían, 55 apartamentos de la torre Champlain Towers South, situada sobre la famosa avenida Collins, en Surfside, se vinieron abajo en cuestión de segundos. Aún no se conocen los motivos que provocaron el derrumbe y seguramente no se sepan hasta pasados varios meses. Pero la investigación, que se activó de inmediato, considera desde defectos estructurales como fallas en la construcción, hasta motivos ambientales como ser el deterioro que provoca el salitre a las estructuras. Lo cierto es que la prioridad ahora no es encontrar las causas sino a los sobrevivientes. A medida que el tiempo pasa, la esperanza de que esto ocurra es cada vez menor, y de confirmarse el número de desaparecidos como fallecidos, se convertirá en una de las mayores tragedias de este tipo en la historia del Estado de la Florida.

Capital latina. Conocida como la Capital Latinoamericana de los Estados Unidos, ha logrado atraer a profesionales y empresarios latinos que buscan proteger su capital y llevar una vida tranquila, sin los sobresaltos de nuestra convulsionada región. Además, alberga las sedes para América Latina de algunas de las mayores empresas del mundo. Ocurre que para estas grandes compañías, estar en Miami es como estar en América Latina pero en suelo estadounidense, con las garantías de seguridad y estabilidad que ello implica.
Si el lector no habla inglés y anda de paseo por Miami, no va a tener ningún problema de comunicación. Por el contrario. Siete de cada diez personas con las que se va a cruzar le hablarán un perfecto español, ya que casi el 70% de sus habitantes proviene de algún país al sur del Río Grande. “Nadie es de Miami” es una frase que defina lo cosmopolita de su población: es la ciudad con más habitantes nacidos en el extranjero de todo Estados Unidos. También se considera que ofrece la calidad de vida más alta del país.

4. Candidatos desaparecidos en Nicaragua

Pasadas ya varias semanas de su detención por parte del gobierno de Daniel Ortega, sigue sin haber noticias del candidato opositor Félix Maradiaga, así como del economista Juan Sebastián Chamorro. Ambos son ex integrantes de  programas de la red Atlas, (si bien hace algunos años que no participan de estas actividades), por lo que la organización emitió un severo comunicado reclamando su liberación, así como una condena firme de la comunidad internacional a esta ofensiva autoritaria del gobierno nicaraguense. Maradiaga y Chamorro son solo dos de las decenas de líderes políticos que han sido presos de manera ilegal en los últimos meses, a medida que el gobierno de Ortega ve peligrar su continuidad si hay competencia electoral.
 

"Injerencia extranjera". Primero lo llamaron a declarar a la Fiscalía. Allí lo tuvieron más de tres horas. Interrogándolo y acusándolo de "incitar a la injerencia extranjera”, de pedir “intervenciones militares”, de "organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización”. Pero bien pudo haber sido acusado por lavado de activos como ya lo fue Cristiana Chamorro y por eso también se encuentra detenida. Por “menoscabar la soberanía de Nicaragua” como a Juan Sebastián Chamorro; por aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado o bien por “lesionar los intereses supremos de la nación”. Todas acusaciones ambiguas que ofician de argumento para detener opositores de manera arbitraria. Cabe recordar que en febrero de este año, la Asamblea de Nicaragua, con mayoría oficialista, aprobó una reforma al Código Procesal Penal impulsada por Ortega, que habilita la detención de una persona hasta 90 días mientras se la investiga por un presunto delito. El término que regía hasta entonces era de 48 horas.

Pesadilla. Al final de la audiencia, como si las respuestas dadas por Maradiaga hubieran conformado a los interrogadores, lo dejaron ir. Pero la pesadilla no acabaría allí. Al contrario, recién estaba comenzando. Maradiaga lo intuía, y por eso había grabado un video donde anticipaba su inminente detención y a la vez anunciaba que, a pesar de todo, no dejaría de luchar por la libertad de Nicaragua.  La policía lo interceptó cuando regresaba a su casa desde Fiscalía. Lo detuvieron. Lo golpearon. Lo metieron en un móvil y se lo llevaron secuestrado.  Pasaron ya 23 días y hasta ahora no se ha tenido noticias de su paradero. Nadie sabe a dónde lo llevaron, cuáles son sus condiciones de reclusión o si ha sido torturado. Ni siquiera se sabe si está vivo. Félix Maradiaga es precandidato a la presidencia. Lidera una amplia unión de partidos que busca regresar a Nicaragua a la institucionalidad. Y, como todos los candidatos opositores, de todo pelo y color, ha sido reprimido con la mayor dureza. 
  
"Guerra Fría".  Daniel Ortega está decidido a perpetuarse en el poder para siempre. Y para ello está empleando la represión, la violencia e incluso la tortura a fin de silenciar las voces disidentes de cara a las elecciones de noviembre. Hasta 2018 contaba con un importante apoyo de la ciudadanía, en gran medida sostenido por las medidas que podía implementar a costa de la ayuda económica que le daba Venezuela. Pero todo el apoyo se le fue cuando ordenó disparar a matar a miles de personas desarmadas que realizaban una protesta pacífica en las calles de Managua. Además de que a Venezuela ya no le sobra nada. "Ortega es un remanente de la Guerra Fría. En sus inicios revolucionarios se presentó como marxista, pero en realidad es el típico caudillo que indudablemente se convirtió en dictador”, nos dijo Félix en la última comunicación que mantuvimos, pocos días antes de su detención, cuando nos brindó información sobre la situación de su país para Mirada Sur.

5. China muestra sus garras en aniversario del PCCh

El gobierno chino ha convertido el aniversario número 100 del Partido Comunista en un evento de masas, para consolidar su imagen como la potencia emergente del siglo XXI. El festejo fue un abrumador canto a la personalidad de su nuevo líder, Xi Jinping, que incluso se vistió con el mismo tipo de uniforme que gastaba Mao en sus tiempos de gloria, y lanzó severas advertencias al resto del mundo. El presidente dijo que China no permitirá que la intimiden y que “nadie debe subestimar la gran determinación y la extraordinaria capacidad del pueblo chino para defender su soberanía nacional e integridad territorial”.

Todo muy lindo, pero ¿cómo ha impactado en América Latina este ascenso chino? ¿Qué podemos esperar en los próximos años? Para responder estas preguntas puede hacer dos cosas: primero, ver la entrevista de su servidor con el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou, donde habla mucho de asunto. Y por si eso era poco, acudimos aun amigo de Mirada Sur, Nicolás Santo, tal vez uno de los mayores expertos latinoamericanos en China. Nicolás vive hoy en EE.UU., desde donde escribe una newsletter con toda la actualidad del gigante asiático, desde la óptica latinoamericana, llamada China Notes. 
 

- ¿Cómo ha evolucionado la relación China y América Latina en los últimos 25 años?

En las últimas dos décadas, China pasó a ser el socio comercial más importante de las potencias sudamericanas, y el segundo socio comercial de mayor peso para América Latina y el Caribe. De no haber sido por China, la región no hubiera crecido de la forma en que lo hizo en el periodo 2006-2013. 

- ¿Cuál es la mirada que tiene China sobre la región, que quiere de la región?

China ve a la región como una fuente de recursos naturales (agrícolas, mineros) fundamental para su desarrollo. Esta situación se ha acentuado a la luz de la competencia global de China con EE.UU y sus idas y vueltas con países de menor envergadura pero relevantes al fin como Australia. En este último caso, por ejemplo, al suspender China las importaciones de cebada australiana, se generaron flujos de exportación de este producto inéditos desde países como Argentina y Uruguay. China sabe que, con los yuanes en la mano, puede forjar grandes amistades en América Latina.

Asimismo, a no pecar de inocencia, porque China sabe bien que América Latina en su conjunto es un mercado de más de 400 millones de personas y una región con infraestructura muy pobre. Todo esto genera oportunidades y China lo ha entendido mejor que otras potencias occidentales. Basta ver la enorme cantidad de teléfonos móviles chinos en la región o la presencia de empresas chinas en obras de infraestructura emblemáticas en la región como el metro de Bogotá.

- ¿Se puede esperar una influencia política a raíz del fuerte vínculo económico con la región?

El discurso en China en ese sentido es claro. No hay interés en exportar el modelo chino. Lo Daokui, un influyente economista chino, básicamente, dice lo siguiente: de las puertas para adentro de su país, que cada uno haga lo que le parezca según su leal saber y entender. De las puertas para afuera: cooperación económica, cooperación económica, cooperación económica.

La gran incógnita es si la competencia global con EE.UU no obligará a China a pedir favores políticos a países aliados. El expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti suele decir que China aspira a ser una “potencia comercial universal”. Pero ser solamente eso, en un mundo tan caldeado, ya no parece posible. Basta con ver lo que dijo Xi Jinping esta semana en el marco de la celebración del centenario del PCCh: “el que venga a meterse con nosotros chocará contra una muralla de acero compuesta por 1.400 millones de chinos y se irá con la cabeza ensangrentada y rota”.

 

Con éste final retórico y épico, bien de película china, vamos a cerrar esta edición de Mirada Sur. SI le gustó lo que leyó, le parece interesante o util, lo puede recomendar a amigos y conocidos aquí.   Por lo demás, buen fin de semana, cuidese, y nos vemos el viernes que viene. ¡Salud!

Martín Aguirre, Director El País, Uruguay, y Advisory Council member, Center for Latin America
Rodrigo Caballero, editor 

Copyright © *MIRADA AL SUR*, Todos los derechos reservados
 






This email was sent to <<Email Address>>
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
AtlasNetwork · 4075 Wilson Blvd Ste 310 · Arlington, VA 22203-2160 · USA